La Villa

Conjunto histórico-artístico

Mirador de Alarcón

Llegando al pueblo por la única carretera de acceso que tiene, encontramos este mirador desde donde se puede contemplar su vista más impresionante.

Una escena de postal que nos ofrece un conjunto formado por el Júcar y sus hoces, la pequeña represa del río, las torres vigías y el pueblo amurallado con su impresionante castillo en primer término.

La plaza mayor

La Plaza del Infante Don Juan Manuel, es amplia teniendo en cuenta las dimensiones de la villa. En ella encontramos los edificios del Palacio del Concejo (sede del Ayuntamiento), la Iglesia de San Juan Bautista y la Casa-Palacio, además de varios alojamientos turísticos.

Alrededores

El maravilloso paisaje que rodea la villa nos ofrece infnidad de paseos por los alrededores.

Varios senderos que nacen en las afueras del pueblo, nos permiten bajar hasta diferentes tramos del río que corre entre altos cañones rocosos. Podrás atravesar el Júcar por los antiguos puentes de Tébar ( Henchidero o Cañavate) al norte o por el del Picazo (o de Chinchilla) en la parte sur, admirando sus hoces de paredes verticales.

Tanto las aguas del río Júcar, como las del cercano pantano de Alarcón, nos ofrecen la posibilidad de practicar tanto la pesca como diversos deportes náuticos.

El Sendero de Pequeño Recorrido PR-CU 71 “Hoz de Alarcón”, (homologada) es una atractiva opción de senderismo que puedes realizar.

Es una ruta circular de unos ocho kilómetros, que bordea la localidad. Se recorre en unas 2 horas y te permitirá disfrutar de un panorama natural completo, dando la vuelta a la hoz.

Calles, casas, rincones

La villa nos invita a pasear con calma por sus cuidadas y empedradas calles, saboreando todos los detalles y respirando el aire puro de la naturaleza que la rodea.

Además de todos sus monumentos, nos iremos encontrando sencillas construcciones de una o dos alturas destacando aquí y allá elementos como escudos de armas, fachadas con partes de antigua mampostería, llamadores, rejas…

En todo momento nos sentimos arropados por la historia y por una agradable sensación de calma y serenidad.

Calle Rosa del Azafrán 51, 16200 Motilla del Palancar (Cuenca)